domingo, 11 de septiembre de 2011

ALIMENTACIÓN DE LAS ABEJAS

La alimentación de las abejas puede ser de dos tipos: Natural o artificial. La natural es aquella que la abeja obtiene a partir del néctar y polen de las flores de plantas melíferas, pero como no siempre se encuentran en floración dichas plantas, excepto en los climas tropicales en los que la flora es abundante durante todo el año, es necesario que alimentes en forma artificial a tu colonia, en los momentos de escasez.
            Existen dos formas de alimentación artificial: de salvamento y especulativa.
La  primera se proporciona como su nombre lo indica, para salvar a un enjambre que no cuente con la población suficiente para hacer la recolección del néctar indispensable para su desarrollo y sustento. También se puede proporcionar a los enjambres que no tuvieron tiempo de hacer la suficiente recolección del néctar durante la floración, debido a que las flores fueron quemadas por alguna helada o no hubo floración abundante. Etc.
En la alimentación de salvamento se puede proporcionar:
·         Panales con miel o bien, miel cristalizada embarrada en panales vacíos que serán colocados dentro de la colmena, para evitar sea robada por los miembros de otra colonia.
·         Jarabe de azúcar granulada que se distribuye en aparatos adecuados llamados alimentadores. Estos deben estar construidos y adaptados en forma tal, que no permitan que las abejas extrañas a la colonia que se está alimentando, acudan a robar el jarabe; estos último se conoce como pillaje.
·         Azúcar seca granulada de primera calidad, que es colocada encima de la tapa de la colmena sobre una hoja de papel.
·         Piloncillo amarillo de primera, colocado dentro de la colmena.
Por lo que respecta a la alimentación especulativa, ésta tiene como finalidad estimular o ayudar a una colonia de abejas para el desarrollo rápido del enjambre. Al haber alimento suficiente, la reina trabaja más, pues es mejor alimentada y por lo tanto, pone mayor número de huevecillos, aumentando con esto la población de la colmena.
      La alimentación especulativa se puede hacer en la misma forma que la de salvamento.
      Cuando se alimenta a las abejas con miel, es necesario conocer su procedencia, dado que ésta puede llevar alguna enfermedad a tu apiario.
      Si decides alimentarlos a base de jarabe de azúcar, éste lo puedes preparar con 1kg. de azúcar disuelta en 1 litro de agua hervida y caliente.
      El polen es otro de los alimentos que es necesario proporcionar a las abejas cuando falta en las colmenas y no haya en la naturaleza, por lo cual es necesario que tengas polen almacenado adecuadamente, para utilizarlo cuando sea necesario.
      Para colectarlo utiliza trampas que se colocan en la piquera de la colmena, cuando hay abundancia en la naturaleza y las colonias de abejas tienen excedente en su almacén. Para proporcionárselo colócalo en pequeñas charolas a poca distancia del apiario, para que de ahí lo recolecten las abejas y lo lleven a su colmena.
      El agua es necesaria para que las abejas preparen su alimento y mantengan constante la temperatura de la colmena. Cuando el agua falta o tienen que volar grandes distancias para recolectarla, es necesario proporcionársela en bebederos, a una distancia no mayor de 500 metros de su colmena. Para la cual puedes utilizar recipientes con una pequeña perforación, para que gotee el agua sobre una charola de poca profundidad, en la cual se colocarán piedras pequeñas, arena o ramas para que no se ahoguen las abejas.

FUENTE:


 (Guía de estudio, educación tecnológica apicultura .Impreso y hecho en Méxic:Primera impresión 1987. Pg19-20)

1 comentario:

  1. esta pajina solo sirve para hacer la tarea
    muchas gracias abjita

    ResponderEliminar